Las supermanzanas pacificadoras de coches de Barcelona encuentran resistencia

Noticias

Las supermanzanas pacificadoras de coches de Barcelona encuentran resistencia

20/01/2017
Citylab

El plan de prohibición del tráfico de paso en gran parte de la ciudad podría, no obstante, ser un modelo rompedor.

 

El plan de Barcelona para reducir el tráfico de vehículos puede ser uno de los más innovadores del mundo, pero ahora mismo su implementación no está siendo sencilla. Desde el año pasado, la ciudad ha estado introduciendo las llamadas supermanzanas. Éstas son secciones cuadradas del tejido de la ciudad formadas por nueve manzanas actuales, con un área combinada de unos 40 acres, donde el tránsito de paso sólo se permite en las calles perimetrales. La idea de estas supermanzanas es recortar la contaminación y los accidentes de coche a la vez que se gana más espacio para peatones y ciclistas. Hasta la fecha, no todos parecen convencidos.

 

El domingo pasado, algunos residentes del barrio Poblenou de Barcelona tomaron la calle para protestar contra su propia supermanzana local, implementada en septiembre, que dicen que está haciendo que sus vidas diarias sean mucho más complicadas porque obliga a los conductores locales a hacer rutas más largas y tortuosas alrededor del barrio. Una pequeña protesta como ésta puede no significar mucho, pero las supermanzanas actuales de Barcelona (de las que hay cuatro) son solo el principio de un plan para extender el modelo de tráfico a toda la ciudada a finales de 2018, cuando unas 500 supermanzanas deberían cubrir la ciudad. De momento, se han anunciado cinco supermanzanas más para ser implementadas este año y mucha más resistencia pública podría producirse.

 

Más información (en inglés): Citylab.com

 

 

Premios,Wikipedia,Twitter: