Implantación de una recogida separada de calidad de la fracción orgánica de los residuos urbanos

Área de compostaje comunitario en la Mancomunidad de Irati

El proyecto, que ha contado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, ha tenido como principal objetivo estudiar la viabilidad, tanto técnica como económica y social, de la implantación de la recogida selectiva de residuos orgánicos en la Mancomunidad de Irati, en Navarra. El propósito era aprovechar los recursos contenidos en dichos residuos mediante el reciclado; minimizando, por tanto, las necesidades de vertido y el impacto ambiental, lo que contribuye en la lucha contra el cambio climático.

 

Para realizar el estudio se ha llevado a cabo, en primer lugar, un análisis detallado de la situación inicial. En segundo lugar, se han planteado los escenarios, criterios y se han definido los objetivos. Posteriormente se ha seleccionado y desarrollado el escenario óptimo, definiendo territorialmente el modelo escogido, analizando los resultados previstos y haciendo detallados balances económicos y ambientales. Asimismo, se ha hecho una propuesta de implantación, definiendo sus fases, el calendario de actividades de comunicación y concienciación (previas, durante y posteriores a la implantación). Por último, se está elaborando una propuesta técnica para el desarrollo del marco normativo regional.  

 

Se busca fomentar la recogida separada de la fracción orgánica de los residuos urbanos apostando por sistemas que permitan una elevada captación con bajos niveles de impropios. El impulso del compostaje doméstico y comunitario es otro de los objetivos del proyecto, de manera que pueda obtenerse un compost de calidad que sustituya el uso de fertilizantes químicos en agricultura a la vez que se incorpora carbono orgánico al suelo.  El compostaje agrícola a pequeña escala también se fomentará cuando existan largas distancias de transporte hasta las plantas existentes.

 

Con todo ello se conseguirá también reducir la cantidad de residuos orgánicos no estabilizados que son depositados en el vertedero y, por tanto, una reducción del metano y del impacto sobre el calentamiento global que lleva asociado. Estas actuaciones conllevan la creación de empleo verde, tanto para la recogida como para el tratamiento de dichos residuos y la concienciación de la población de la necesidad de cambiar hacia estilos de vida más sostenibles. 

El propósito era aprovechar los recursos contenidos en dichos residuos mediante el reciclado; minimizando, por tanto, las necesidades de vertido y el impacto ambiental, lo que contribuye en la lucha contra el cambio climático

Implantación de una recogida separada de calidad de la fracción orgánica de los residuos urbanos

Región: