Metodología para la elaboración de planes de movilidad sostenible

El concepto de movilidad sostenible surge como respuesta a los impactos sociales, económicos y ambientales derivados del uso intensivo de los vehículos a motor. El vehículo privado resulta ser el medio de transporte que más suelo ocupa, más combustible consume y más externalidades genera (accidentes, contaminación, ruido, intrusión visual, congestión, etc.). 

 

En el ámbito urbano es donde se concreta la red de calles y su regulación, la distribución de sección entre calzadas, el aparcamiento y el espacio para peatones, en definitiva, la forma y características del espacio público destinado a los flujos de transporte. La solución a los problemas de movilidad urbana pasa por el cambio modal hacia medios de transporte más sostenibles y no vendrá sólo de la promoción y mejora de los otros modos, sino que es necesario aplicar medidas de contención y restricción en el uso del coche.

 

Este documento propone una serie de conocimientos, métodos y técnicas que revolucionan la forma de entender la movilidad en los municipios. Se propone evaluar la sostenibilidad del modelo actual estableciendo unas técnicas y un conjunto de indicadores capaces de valorarla. Además se establece un nuevo modelo de entender el espacio público y la movilidad, basado en el concepto de supermanzana, que sirve tanto de escenario final, como de herramienta catalizadora para el cambio.

Se propone evaluar la sostenibilidad del modelo actual estableciendo unas técnicas y un conjunto de indicadores capaces de valorarla.

Metodología para la elaboración de planes de movilidad sostenible

Estado:

Equipo