Plan de Acción para la articulación de los instrumentos de planificación y gestión del Centro Histórico con los conceptos del Urbanismo Ecosistémico

El principal objetivo de la memoria de diagnóstico es la evaluación del grado de sostenibilidad urbana, desde una visión sistémica, de los tejidos urbanos del Centro Histórico (CH). Esta evaluación se realiza a partir del grado de acomodación de la situación actual a un modelo de referencia - el Urbanismo Ecosistémico -, a partir de un panel de indicadores que ofrece herramientas interpretativas para detectar déficits y potencialidades de estos tejidos.

 
En una segunda parte se detallan las propuestas estratégicas para maximizar los objetivos del Urbanismo Ecosistémico en el área de estudio. Se proponen tres instrumentos de carácter técnico que articulan y permiten encajar la mayoría de las variables del sistema de condicionantes. Se establece un sistema de evaluación  que recoge y pondera el sistema de indicadores y condicionantes (primer instrumento técnico). Se define una nueva célula urbana (segundo instrumento técnico) de unas 16/20 hectáreas: la supermanzana, que, por repetición, dibuja un mosaico urbano y se erige en la base del modelo funcional y urbanístico. En ella se incluye la mayoría de las variables del nuevo urbanismo y se resuelven las disfunciones de la realidad urbana actual. Y se planifica tieniendo en cuenta tres niveles de ordenación (tercer instrumento técnico), uno en cubierta, otro en superficie y otro en el subsuelo. Los tres niveles permiten incluir el conjunto de variables del enfoque ecointegrador que el urbanismo actual, con un solo plano, no puede.   

Plan de Acción para la articulación de los instrumentos de planificación y gestión del Centro Histórico con los conceptos del Urbanismo Ecosistémico

Ubicación:

Región:

Destinatario: 

Estado: